El despertar de la fuerza: en la mente de Harrison Ford

MENTE DE HARRISON FORD. INTERIOR. NOCHE

27 de enero de 2014, Los Angeles (California)

A pesar de todo, hoy ha sido un gran día. Muchas emociones, y la tensa espera por las que están por llegar. Apenas he dormido en las últimas 48 horas pensando en ello. Aunque he de decir que cuando he llegado a los estudios esta mañana, las cosas no han sido como esperaba. Todo ha cambiado mucho en estos treinta años. Me habían dicho que tenía que ir a recoger el guion allí, pero no me dijeron que de momento solo me iban a dar unas pocas escenas, las primeras que rodaremos, y que no podría llevármelo, que tendría que memorizarlas, que me iban a quitar el móvil al entrar y que iban a registrarme al salir, como si fuese a atentar contra J.J. (me parto cada vez que lo pronuncio, yei yei) o que sé yo. Que soy un nominado de la academia, ¡joder!. ¡Que soy el puto Han Solo! Decían que era para evitar los spoilers, y yo ya les he dicho que con George esto no pasaba, que cada uno se llevaba el guion a su casa y se lo preparaba allí con calma y dedicación, no entiendo estas nuevas formas de trabajar. Después me lapidarán las legiones de fans, o lo que es peor, los haters (creo que se dice así), diciendo que estoy mayor y todas esas mierdas. Si supieseis como voy a tener que preparar el papel me lo tendréis que agradecer. Mañana le contaré la anécdota a George, que después de años sin hablar conmigo, desde hace aproximadamente una semana ha empezado a llamarme casi todos los días para ver qué tal me va todo. ¡Qué tío más majo!

Y aunque tengo mucho sueño ahora, sigo sin poder dormir. Pensaba que me encontraría con los viejos amigos en el estudio, pero ninguno de ellos estaba allí. Allí todo el personal va con cabezas de Mickey Mouse, Pluto, Goofy, etc. No he visto sus rostros.  Trabajan con el mayor secretismo. Al parecer yei yei y sus jefes no quieren que comentemos nada entre nosotros y nos citan por separado. Saben bien que tarde o temprano hemos perdido el contacto en estos treinta años. Todo apunta que tendré que esperar al comienzo del rodaje para mi reencuentro con Chewbacca. Con Peter, quiero decir… Chewie, viejo amigo, hemos vuelto, hostia. Creo que es por eso por lo que no puedo dormir. Vuelvo a ser Han Solo, joder, vuelvo a ser Solo. Y pensar que le pedí a George que me liquidara en El retorno del Jedi, y ahora mismo este regreso es algo que me quita el sueño, no puedo pensar en otra cosa. Esto entre nosotros, Indiana Jones me la sopla. ¿Habrá quinta entrega de Indiana Jones? Y yo que sé, que más me da. Joder, que voy a volver a conducir el puto Halcón Milenario. Las pocas escenas que me he leído hoy estaban desordenadas y ese gran objeto de mi deseo y de mis sueños no aparecía, pero sino… ¿Qué sentido tendría todo esto? Si yo vuelvo, tengo que pilotarlo. Vamos, digo yo. Tengo un diálogo con una chiquilla que parece intrépida y aguerrida, me cae bien. ¿Será Natalie Portman? Mmmm. Y sale también un robot nuevo que es como una especie de balón de fútbol con cabeza. Espero que no se hayan cargado a R2 y C3PO. Anthony y Kenny, creo que se llamaban, últimamente se me va la memoria.

han-solo-01

Hacen cosas muy raras con el guion Lawrence y yei yei. Toda la vida la gente pasándose al lado oscuro, y aquí sin embargo sale un personaje nuevo, un tal Finn, que al parecer es… ¡un soldado imperial que se une a los rebeldes! Estos guionistas loquillos… De yei yei me espero cualquier cosa porque es un jovenzuelo (o al menos bastante más que nosotros), pero Lawrence ya debe estar un poco para el arrastre, yo me conservo mejor, sin duda. Y sin embargo, reconozco que noto cierta mordacidad, cierto gustillo en los diálogos que me recuerda a la primera trilogía. Lo siento George, pero eso que te marcaste después no tenía mucho que ver. Quizá si me hubieses incorporado como el padre de Solo o algo así, habrías tenido la chispa que le faltaba. El caso es que lo poco que he leído de esta me da muy buenas vibraciones. Creo que los espectadores van a gozar. Los viejos y los nuevos. Si es que vuelvo yo, qué más queréis.

Y sigo sin poder dormir, dándole vueltas en la cabeza. Y sí, todo eso me quita el sueño, pero lo que de verdad no deja de reconcomerme es ella, lo reconozco. Sé que parece una debilidad, pero no lo es, es solo pasión y sexo salvaje, de verdad. El amor es otra cosa. Esto entre nosotros, que no se entere Calista por favor, pero desde hace treinta años no ha pasado ni un día en que no me acuerde de Leia. Leia, ay, se me llena la boca cada vez que pronuncio tu nombre. ¿Quien coño es Calista? Leia, Leia, Leia. Leia. No aparece en las páginas que he leído, pero tienes que estar, necesito verte Leia. Lo necesito. Algunos me criticaron porque cuando ella me dijo “Te quiero” por primera vez, yo dije: “Lo sé”. Pero me salió natural, yo soy así, soy un tipo duro. Joder, soy Han Solo, ¿Qué queríais? Al parecer hemos tenido un crío y todo, así que tan mal no nos habrá ido, ¿no? Aunque se ve que nos ha salido un poco díscolo. Ya sabéis que yo al principio pensaba que todo eso de La Fuerza y el Lado Oscuro que mueven el mundo eran supercherías y fanfarrias, una pseudoreligión para superar la falta de confianza, los miedos, y esas cosas. Luego descubrí que todo eso existe de verdad. No se pueden negar las evidencias. Pero La Fuerza es para otros. Yo soy su puto padre, y el chaval este se va a enterar. Yo le voy a hacer entrar en vereda. A tu padre no lo toreas.

¡Ay, La Fuerza!, ¡Ay, Luke!. Otro que no aparece en mis escenas, al menos en las que he leído. No sé si quiero verle, me trae tantos recuerdos contradictorios. Al principio te veía como un rival. Por eso creo que te cogí un poco de manía, pero en el fondo creo que alguna vez fuimos amigos. Luchamos juntos con la Resistencia, y eso une mucho. Pero supongo que a la vez fuimos rivales, por Leia, por los fans. Aunque ganaba yo de calle. Tu eras todo bondad y pureza, pero yo era un antihéroe, un bribón, un canalla simpático. No hay color. Tienes tú más motivos para odiarme que al revés. Yo espero que no me odies, espero que volvamos a ser amigos. Espero volver a verte, amigo Luke. Y que estés más viejo que yo.

Estoy frente al armario, acariciando mi vieja cazadora y mi chaleco, espero que me dejen ponérmelos y no me den un nuevo vestuario, porque eso sí que no lo toleraré. Calista (¿Quien es Calista?) me dice que vuelva a la cama, pero Han Solo ahora no puede dormir. El único deseo de Han Solo en este momento es regresar a hace mucho tiempo, demasiado ya, en una galaxia muy lejana.

WP Tumblr Auto Publish Powered By : XYZScripts.com