Festival DA2019. Previa

Previa... y preelectoral Singular la edición de este año del D’A. Singular por su coincidencia con unas elecciones españolas cuyo resultado va a determinar el rumbo de este país. Singular por su propuesta que enfrenta largometrajes de duración elefantina a otros de...

Quiero comerme tu páncreas, de Shin’ichirô Ushijima

Quiero comerme tu páncreas se inscribe en esta tendencia canónica del megadrama trascendente made in Japan, un desborde catártico que busca la rendición incondicional de una audiencia teen fácilmente impresionable a base, en este caso, de tremendismo hospitalario.

¿A quién te llevarías a una isla desierta?, de Jota Linares

Con ¿A quién te llevarías a una isla desierta?, Netflix suma a su catálogo una película honesta y generacional, capaz de transmitir ilusión y desolación a la vez, de emocionar.

Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar

En un artículo publicado en fechas recientes en El País el propio Pedro Almodóvar afirmada, taxativo: «Dolor y gloria no es autoficción, pero es cierto que la película parte de mi mismo». Magistral reflexión sobre el inclemente paso del tiempo, el peso de las ausencias y la renuncia a vivir alejado del cine, su último trabajo depura las constantes narrativas y formales presentes en su filmografía para erigirse en la gran obra de madurez de su autor.

Festival DA2019. Previa

Previa... y preelectoral Singular la edición de este año del D’A. Singular por su coincidencia con unas elecciones españolas cuyo resultado va a determinar el rumbo de este país. Singular por su propuesta que enfrenta largometrajes de duración elefantina a otros de...

Quiero comerme tu páncreas, de Shin’ichirô Ushijima

Quiero comerme tu páncreas se inscribe en esta tendencia canónica del megadrama trascendente made in Japan, un desborde catártico que busca la rendición incondicional de una audiencia teen fácilmente impresionable a base, en este caso, de tremendismo hospitalario.

¿A quién te llevarías a una isla desierta?, de Jota Linares

Con ¿A quién te llevarías a una isla desierta?, Netflix suma a su catálogo una película honesta y generacional, capaz de transmitir ilusión y desolación a la vez, de emocionar.

Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar

En un artículo publicado en fechas recientes en El País el propio Pedro Almodóvar afirmada, taxativo: «Dolor y gloria no es autoficción, pero es cierto que la película parte de mi mismo». Magistral reflexión sobre el inclemente paso del tiempo, el peso de las ausencias y la renuncia a vivir alejado del cine, su último trabajo depura las constantes narrativas y formales presentes en su filmografía para erigirse en la gran obra de madurez de su autor.

35 mm. Cinefagia sobre el pasado

Olvidadas insumisas: Cecilia Bartolomé

Se dice que en España no existe una genealogía fílmica feminista a la que aferrarse como creadora, sentencia que ha hecho más mal que bien a la construcción de una tradición de cine hecho por mujeres y para mujeres. Las jóvenes que entramos en la universidad nos sentimos huérfanas y obligadas a enraizar en una tierra yerma que nadie trabaja previamente para nosotras, tenemos que escribir de nuevo la historia para darnos cuenta que, aunque disgregadas, hubo muchas realizadoras antes que nosotras.

Bajo el sopor del sueño

El problema es que nos eyacularon, nos gestaron, nos nacieron, nos hicieron. No pudimos decidir y nos encontramos cara a cara con el desastre de un sobre-vivido mundo al que no importamos una mierda. Y entonces nos moldearon a medias. Nos mostraron el umbral de cómo pensar y hablar, de cómo sentir, comer, follar, engendrar y trabajar; pero nadie nos enseñó jamás a saber, a querer y a rehusar vivir.

Catoptromancia: La juventud tras el espejo

Y en esa endeble línea fronteriza, en ese campo de batalla marginal donde confluyen la inverosimilitud del espectáculo y la veracidad fáctica de la existencia, es donde se atrinchera y sobrevive un trance de espacio y tiempo mágicos: la evocación, con toda la distorsión reconstructiva del propio imaginario que ésta conlleva, inevitable pero poéticamente.

Verano sin fin. El cine sobre una ola

Exprimían las horas del día surfeando y alimentándose (vagamente) de lo que pescaban o cogían de los campos. Cuando no había olas, esperaban. Y cuando esperaban, se divertían deslizándose por barrizales o aprendiendo a lanzar fuego por la boca.

Tweets

Comentarios

Escuchando en Spotify

Resumen 2017

Top 2018 – 1. El hilo invisible

Hechizante sutileza. Paul Thomas Anderson vuelve a conseguir, con El hilo invisible, una obra maestra atemporal exigente, detallista y perfecta, en la que las complicadas relaciones personales no únicamente toman el protagonismo sino que revelan, además, la complejidad del individuo a la hora de enfrentarse a sus propios miedos.

Top 2018 – 2. Burning (Lee Chang-dong)

Si Burning ha sido elegido, con todo merecimiento, uno de los grandes títulos del 2018 es por plantear un desafío mayúsculo, manteniéndose fiel durante todo el metraje a su ambicioso punto de partida: lo que comienza bajo el signo de la ensoñación amorosa, marcada por las ausencias que alimentan un deseo unidireccional desembocará finalmente en un noir solipsista y paranoico, profundamente perturbador, al que se llega de modo armónico, sin estridencias ni subrayados.