El árbol de la sangre, de Julio Medem

En un texto dedicado hace unos años a la figura del director donostiarra terminaba preguntándome: «¿pero realmente puede permitirse el cine español renunciar a Julio Medem?» La respuesta la encontramos en El árbol de la sangre, que pese a reincidir en algunos de los defectos que afean la última etapa de su filmografía, atesora igualmente un generoso muestrario de sus mayores virtudes como cineasta.

Leer Artículo