Cine social

Bajo el sopor del sueño

Entre la anulación y el jaco Tan sólo hace falta un poco de pesimismo y perspicacia, que acostumbran a enlazarse conjugando la realidad en tajante imperativo, para comprender que nuestro albedrío no es tan libre como parece. Tampoco hizo falta matar y diseccionar a...

Las mil y una noches, de Miguel Gomes

Quotidiania delirante ¿Puede el cine recoger en imágenes las vivencias, las dolencias, de toda una sociedad en crisis, el impacto en la cotidianeidad, el paro, la miseria, la corrupción…? ¿Puede un cineasta utilizar la fábula, lo fantástico, para narrar dichas...

La ley del mercado, de Stéphane Brizé

Ken Loach tiene tantos hijos bastardos repartidos por el mundo que podría dejar de hacer películas mañana mismo sin que el suministro de cine social con un pie en las barricadas y otro en el costumbrismo obrero no se viera afectado lo más mínimo. Muchos quieren ser...

Niebla

Mucho cine, poca ética¿Deben usarse el cine, el arte, como herramientas políticas o engendradoras de moral? El eterno debate. Pero el debate termina pronto swi no atenemos a lo evidente: todo es política y todo tiene un componente moral. Hasta La sirenita (o sobre...

Julio Medem y la ingravidez

Medem en el recuerdoQue el brillo de un director-estrella se vea opacado por una radiante luminaria que refulge en el firmamento de Hollywood no debería resultarnos extraño, pero que nadie pretenda ver en ello una inapelable muestra de justicia poética: la deriva...